miércoles, 19 de noviembre de 2008

¿Cómo ser más asertivo?


Hace poco me di cuenta de mi no asertividad, de mi falta de capacidad para expresar mis opiniones en voz alta, pensando en la futura respuesta o en la reacción supuesta.

La verdad es que es fácil comerme, así que últimamente tomo el otro camino, el camino de evitar, si no hablo, no tengo que asentir lo que no deseo asentir, no tengo que asumir una derrota y mucho menos una pérdida.

Quizás toda mi vida se basa en esta falta de asertividad, de no saber como oponerme a lo que el mundo espera y de dejarme llevar por el mar, hacia un lugar que no conozco, pero que no tengo el más mínimo interés en conocer, aunque cada vez me asiento más en él, cosa bastante distinta a sentirme cómodo en él.

Mi lucha aún no ha comenzando, porque en cuanto comienza, ya no parará, ¿y quien tiene ganas de luchar cuando estás acostumbrado a la paz?

Cortaré cabezas sin duda, en mi destino está escrito.

6 comentarios:

casiopea dijo...

No es cuestion de ir en contra del mundo como si fueras un salmon en un rio, que yo era asinnn y acabas rendido de ir a contra corriente to el dia.
Es un poco cada dia, dar pequeños grititos diciendo que esto o aquello es lo que tu quieres o no quieres, hacerte notar, ser una opinion y no un pececillos más en un banco de sardinas.
Si darte cuenta un dia descubres que eres tu, el que vivia en las sombras, el que ahora mueves las masas, el que es el tour Lider al que todo tiene en cuenta.

Te lo digo por que lo se de buena tinta, y te juro que es muy gratificante.
Un con una sonrisa se consigue más, :)

AxiomA dijo...

Pues en ese caso, me siento totalmente identificado contigo. Soy de los que se comen las palabras, de los que callan ante la afrenta y siempre tomo el camino de la tortuga, escondiendo y huyendo de cualquier conflicto...y se pasa mal, porque luego la mente se te revela y no te deja dormir bien....
Feliz Dia!

Stultifer dijo...

Si tienes que cortar una cabeza, hazlo. Verás lo bien que te quedas.

Thiago dijo...

CAri, dios que post tan tremendo.. en ese sentido coincido con Azioma, todos nos quedamos a veces con las ganas de contestar, pero por timidez, o educación no lo hacemos y luego nos comemos el tarro pensando en lo que podiamos haber dicho...

Pero cari, eso no es motivo para claudicar. Aun asi hablar y comuniarte con el mundo vale la pena, a veces te llevas sorpresas agradables tb..., como tu, jaajja

Bezos

Matritensis dijo...

Pues las luchas dan mucha vidilla.
Hace años me pasaba lo mismo que a ti, hasta que un buen día me dije ¡qué coño! y la cosa cambió y para mejor.
Anímate y no te calles, además, callar da la paz pero genera úlceras, bilis o algo peor.

Caco dijo...

Es muy complicado al tema de la aseritividad para quienes nos afecta, ya que no sólo parecemos débiles, sino que nos angustia cuando no podemos decir lo que queremos o expresar lo que sentimos de una forma respetuosa y en el momento preciso.
Hay que iniciar el camino.
Disculpa que hable desde primera persona, es que me siento identificado.
Saludos!