jueves, 3 de julio de 2008

Y se hizo la oscuridad

Entre muchos "podemos" y ningún "pudimos", el ventilador del ordenador comenzó a hacer un ruido especial, uno nunca oido, y como por arte de magia, sólo quedó oscuridad.

Diagnóstico: disco duro dañado irremediablemente.

La realidad: Mi vida sexual arruinada.

Después de varios días vuelvo a tener vida sexual nueva, esta vez con la pantalla más grande.

4 comentarios:

Santiago A. dijo...

Me alegro de que tu vida sexual retome su actividad, siempre es bueno.

Encantado de que vuelvas por esto lares.

Un saludo!!

Laura dijo...

Ya me parecía a mi que tardabas en volver. Me alegro de verte por aquí de nuevo. Saludos.

No tengo novia dijo...

Iba a decir lo mimso que Laura. Mucho tardabas.
No me gusta Coldplay.

Stultifer dijo...

Menos mal que has encontrado una pantalla y un nuevo disco duro. ¿Qué sería la vida sin él?