jueves, 19 de junio de 2008

Dos instantes en una vida


Corriendo sobre ondas musicales empujadas por la brisa de un día ya veraniego, el sonido de un piano invade todo, pensando que quizás ahí es donde está el sentido de todo, en encontrar algo que te llene el alma desde los oídos explotando en el alma. Mirando por la ventana, viene a mi cabeza un día así de hace muchos años:

Llevaba meses esperándo ese momento, todos los días observando, tenía que ocurrir como estaba planeado, cada paso estaba pensado, nadie conocía la increíble ilusión que me daba aquello, ni lo iban a saber, era mio, mi secreto, algo que tendría para siempre. Desafortunadamente llegó mi padre justo en aquel momento, no había previsto aquello, simplemente tenía que finjir que aquello que ocurriría no me importaba, que no era para tanto, quedarme con la grabación y disrutarla en soledad toda mi vida. En sus planes no estaba ver lo que yo quería, luché, luché, luché, luché, me humillé, sólo eran 5 minutos, lo conseguí.

Él observó con intriga todo aquello... pero no ocurrió, no pasó y únicamente pude llorar. Sus risas me taladraron el cerebro, hasta dejarlo sin sentido, no veía, no sentía, solo odiaba a todos lo que nunca me comprenderían, a todos los que toda la vida se reirían de mi, esperando ver mis ilusiones rotas... para reir. Le insulté, no fue mucho, lo suficiente, me pegó, aquello no me importó, me insultó, probablemente fue sincero por primera vez en su vida hacia su hijo, y sus risas se tornaron en la decepción que ocultaba en lo más profundo de su alma.

Me fui de casa, estuve horas por ahí, llorando sólo por las calles, sin saber bien donde ir, ni si debería ir a algún sitio. No sentía soledad, sentí el duro golpe de la realidad, que ya difícilmente me abandonaría. Mi madre me buscó, me encontró y me llevó a casa...

6 comentarios:

Thiago dijo...

Que flipante... Cari! Tu post es tremendo, me ha dejado exhausto y admirado a la vez... lo he tenido que leer dos veces.

pero no me atrevo a hablar de ese momento, pq si tu apenas lo insinuas no voy a ser yo el que especule aquí. Eso si, tu alma parece torturada y revisas el pasado con una catarsis que me impacta...

(no sé si mi comentario quedó claro, jajaja pero asi esta en sintonía con tu post).

Bezos.

Rumbero dijo...

No ha quedado claro?

Estoy seguro que tú lo has entendido perfectamente, a buen entendedor...

Laura dijo...

Un post difícil de comentar. Me quedo sin palabras. Saludos.

Santiago A. dijo...

Al igual que Thiaago y Laura... Me he quedado sin palabras.
Solo puedo definir este post con una palabra: CRUELDAD.

Un saludo!

AxiomA dijo...

Me siento terriblemente reflejado en lo que escribes....he llegado a sentir tu dolor. Se de que hablas. Animo y sigue asi. Gracias por permitirme asomarme a tus vivencias. Un abrazo!

Rumbero dijo...

Ya he intentado arreglar tanta crueldad completando lo que iba a ser la entrada original. Espero haberlo conseguido.