viernes, 13 de junio de 2008

Sin daños a terceros


¿Se puede ser más infeliz que yo? Probablemente no. Soy un suicida con consciencia, alguien que aguanta seguir viviendo para no hacer daño a los que le rodean.

Y conste que no quiero morir, simplemente me gustaria dejar de vivir esta vida que llevo, una vida en la que no encuentro salida, viajo sin rumbo fijo, intentando divertirme lo que puedo y esperando que ocurra algo que cambie mágicamente mi vida, sin tener que mover un dedo, sin que haya lágrimas, sin que haya daños a terceros.

¿Qué va a ser este blog?
Simplemente una forma de desahogarme, no busco mucho más. Bueno, que quede bonito, sobre todo eso, por ahora la simpleza del blanco creo que quiere decir mucho de él.

No soy un ángel, y como dice aquella chica loca, tampoco lo seré. Pero lo que siempre sabré, es que nunca merecí lo que la vida me da, nunca merecí las lágrimas de sangre y nunca merecieron el sufrimiento que voy a provocar.

3 comentarios:

Santiago A. dijo...

Un blog es una bonita forma de empezar a cambiar tu vida para bien.

Un saludo!!

shysh dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
shysh dijo...

Usa esta herramienta para desahogarte, no dejes que el desespero venza. Hay una vida que vivir, y los vmomentos negros no duran eternamente. Ánimo.
El cometario anterior era mío, con dos errores gordos que no dejaban entender el mensaje. Disculpa.