sábado, 14 de junio de 2008

¿Mi liberación o su condena?

Mi único fin es liberarme sin hacer daño, todas las posibilidades me llevan al imposible, al increíble caos del pago de la libertad.

Atormentarme es la única forma de sentir la vida, al menos si sufro, vivo, mi corazón no puede sentir, no sabe sentir, sólo el sufrimiento rompe la coraza, y me recuerda que aún estoy vivo.

No quiero condenar a nadie, prefiero vivir en mi cárcel de soledad, que obligar a otros a entrar en una cárcel de culpa.

Dios, me muestra el camino, pero nunca sabré si es mi camino hasta que no decida tomarlo.

¿Algún otro Dios podrá guiarme?

1 comentario:

Stultifer dijo...

Después de un minucioso estudio, STULTIFER te otorga el prestigioso galardón al MEJOR BLOG DEL DÍA en No sin mi cámara por los contenidos y matices. Visitanos y comenta con nosotros. Saludos cordiales.
Vamos, que nos ha gustado mucho y hemos querido acercarnos a tí.
Puedes colgar el Premio voluntariamente en tu blog.