martes, 17 de junio de 2008

No tengo maleta


Al menos, no maleta para donde quiero ir, el verano ya acecha, ya acorrala, nos recuerda a los que no queremos enseñarnos, la razón por la que no lo hacemos, y nos recuerda que un año más no podremos escapar a la obligación de vacacionar.

¡No quiero vacaciones! No deseo irme, no deseo pasármelo bien por obligación, no deseo irme de vacaciones para que la sociedad no piense que estoy loco.

Este verano dos viajes me esperan, no buscados ni deseados, pero muy insistidos, hasta no poder negarme más. Espero que el alcohol haga de las suyas, y consiga sacarme la simpatía y la chispa (si es que la tengo), y no volverme a sentir el horrible compañero de viaje que me siento prácticamente siempre.

Ron, vodka, tequila... en vosotros encomiendo mi éxito.

6 comentarios:

Santiago A. dijo...

El alcohol es un buen aliado, pero no dejes que todo el trabajo recaiga sobre el.

Por otra parte no creo que seas tan mal compañero de viaje. Ser solo compañero, es suficiente.

Un saludo y buen verano!!

Santiago A. dijo...

Por cierto, tienes mi reconocimiento al comentario más rápido en mi blog. Ojú que velocidad.

Muchas gracias por todas tus aportaciones.

De nuevo, un saludo!

Rumbero dijo...

Ha sido casualidad lo del comentario rapido, jejeje.

Intentaré ser buen compañero y hacer alguna locura, que eso da sal a los viajes.

Laura dijo...

Muchacho, disfruta tus vacaciones. Hace años que no tengo unas en condiciones. Y seguro que tienes chispa sin necesidad de alcohol (no digo que no bebas, digo que no busques ese fin). Disfrútalas. Saludos.

Rumbero dijo...

Laura: Muchas gracias por comentar!

Al final, siempre acabas pasándolo bien, aunque haya pocas ganas.

A ver si un día cuento mis últimas vacaciones de verdad.

Di dijo...

Muchacho las vaciones a parte del alcohol van unidas a pasarlo bien, no está permitido hacer otra cosa qué divertirse! Verás como después de los síndromes de abstinencias vuelves a la rutina cargado de energías! Saludos!